Píldoras de inglés económico y jurídico: Resident and non resident taxpayers.

El contribuyente o sujeto pasivo (taxpayer) es aquel que legalmente está obligado a pagar impuestos (subject to taxation) estatales, autonómicos o locales.

Los contribuyentes podrían clasificarse como residentes (residents) y no residentes (non residents), y cada grupo tiene unas obligaciones fiscales (tax liabilities) distintas y están regulados por leyes diferentes (different laws).

El estatus de residente o no residente en un país (residence status) sirve para saber si dicho contribuyente debe tributar en ese país por su renta mundial (worldwide income) o si por el contrario sólo tributa por las rentas que obtenga en dicho Estado.

Según la normativa española (ley de Irpf, artículo 9):

1. Se entenderá que el contribuyente tiene su residencia habitual en territorio español cuando se dé cualquiera de las siguientes circunstancias:

a) Que permanezca más de 183 días, durante el año natural, en territorio español. Para determinar este período de permanencia en territorio español se computarán las ausencias esporádicas, salvo que el contribuyente acredite su residencia fiscal en otro país. En el supuesto de países o territorios considerados como paraíso fiscal, la Administración tributaria podrá exigir que se pruebe la permanencia en éste durante 183 días en el año natural.

Para determinar el período de permanencia al que se refiere el párrafo anterior, no se computarán las estancias temporales en España que sean consecuencia de las obligaciones contraídas en acuerdos de colaboración cultural o humanitaria, a título gratuito, con las Administraciones públicas españolas.

b) Que radique en España el núcleo principal o la base de sus actividades o intereses económicos, de forma directa o indirecta.

Se presumirá, salvo prueba en contrario, que el contribuyente tiene su residencia habitual en territorio español cuando, de acuerdo con los criterios anteriores, resida habitualmente en España el cónyuge no separado legalmente y los hijos menores de edad que dependan de aquél.

Por su parte, la normativa británica establece:

Whether you’re UK resident usually depends on how many days you spend in the UK in the tax year (6 April to 5 April the following year).

You’re automatically resident if either: